¡HOLA MUNDO!

Hola, mi nombre es Carlos y cuento con 35 años y este mi rinconcito personal en la red, donde escribiré mis relatos, vivencias, opiniones etc.., Soy de un pueblo de Valencia (Alzira) y después de estar en un centro de minusvalidos en Albacete, ahora mismo estoy residiendo en el C.A.M.F de Pozoblanco (Córdoba), aunque este lejos de mi tierra y alejado de mi gente me siento bastante atendido por médicos, ATS, fisio, terapeuta, etc.. al precisar de mucha atención debido a una destructora enfermedad que sufro (Ataxia de Friedreich). hace unos años decidí escribir un libro contando mi adolescencia , en principio empecé de forma terapéutica para ejercitar mis manos engarrotadas por la dichosa enfermedad, una vez terminado, la gente que lo leyó me comentó que era una bonita historia que debería publicar, que mi vida serviría de ejemplo para mucha gente, también me comentaron que era una historia que debería salir al mercado, en él reflejaba una magnifica superación, rápida adaptación y una locas ganas de vivir, que los lectores fliparian y que lo sacara a la venta y me puse manos a la obra, pero para ello tenia que pagar un precio de salida, no muy alto pero inalcanzable para mi.

A pesar de mí dificultad para utilizar las manos, mí imaginación, creatividad y voluntad han pesado más.

Una vez más hago latente el hecho de que padecer una discapacidad no significa rendirse ante la vida, bajar los brazos y dejar de luchar por aquellos a quien quieres y por uno mismo. soy fuerte de espíritu y consciente de que sufro una terrible enfermedad progresiva que me hace ser consecuente de mi dependencia.

La gente que ha seguido mis pasos con más cercanía no duda en manifestar que soy un “puto luchador”.

Somos cinco hermanos y como la maldita ataxia no ha podido conmigo a brotado en dos de mis hermanos (para mi lo mas jodido) yo por ahora soy el único en silla de ruedas, aunque ellos ya lo dirá el tiempo, ya que nuestra enfermedad es degenerativa. Para mi la pasta no es lo mas importante de la vida pero si recolectara dinero no me importaría invertirlo siempre pensando en una calidad futura para los míos.